Se reduce el endeudamiento financiero de los hogares

Aunque aún sólo se puede hablar de una subida bastante pequeña, al menos puede ser el principio de una tendencia positiva.

Los créditos concedidos a empresas de la zona euro crecieron un 1% en abril, con respecto al mismo mes de 2016.

Supone dos décimas más con respecto a marzo.

Estos datos han sido hechos públicos por el Banco Central Europeo (BCE), que ha informado de los datos medidos por el agregado M3, según los cuales, la masa monetaria en circulación ha crecido en abril un 2% interanual. Esto supone tres décimas menos que en marzo.

El BCE mide el dinero en circulación, lo que constituye uno de los dos pilares de su política monetaria. La finalidad de esta institución es conseguir la estabilidad en los precios.
Subidas en la tasa de crecimiento interanual.

endeudamiento financiero

La tasa de crecimiento interanual del M3 fue del 2,1% entre febrero y abril, es decir, que subió una décima con respecto al dato correspondiente al tramo situado entre enero y marzo.

Por su parte, el crecimiento interanual de los préstamos concedidos a empresas del sector privado fue del 2,6% en abril, frente al 2,5% que se registró en marzo.

Subieron un poco más en el sector privado los créditos, en concreto un 0,2%.

El ritmo de expansión monetaria actual es moderado, explica Michael Schubert, analista de Commerzbank.

Aún así, Schubert piensa que el BC subirá nuevamente los tipos de interés en los próximos meses.

Según el BCE, la liquidez monetaria es amplia lo que viene bien para la acomodación de presiones sobre los precios.

En este momento, la tasa rectora del BCE es del 1,25%.

El BCE recomienda una expansión del M3 del doble de la que existe actualmente, en concreto del 4,5%.

Según la institución, es la que se necesita para mantener la estabilidad de los precios.

Actualmente, el crecimiento de la masa monetaria está muy alejado de ese dato.

Por otro lado, la expansión interanual de los préstamos hipotecarios en abril se mantuvo en el 4,4%, la misma cifra que en marzo.

La tasa interanual de crecimiento de los créditos al consumo bajó al 0,6%, lo que supone una décima menos con respecto a marzo.

La crisis financiera-económica y el cierre del grifo crediticio de las entidades financieras han provocado un cambio de actitud en muchas familias reduciendo su endeudamiento un 25%.

En 2016 el endeudamiento de los hogares fue de 120%, esto suponía gastar un 20% más de lo ingresaban, pero ahora parece que las familias cada vez piensan en endeudarse menos por la situación actual que atraviesa el país.

Esto quiere decir que los préstamos a largo plazo contraídos por los hogares fue de 92,490 millones en 2007 frente a los 106,787 del 2006 un 25% menos, no sabemos con exactitud lo que nos espera en futuro gris, los políticos deberían dejar de discutir y trabajar juntos para salir del agujero en el que nos encontramos.

Deja un comentario