Créditos Cetelem y como los préstamos para jovenes son dificiles

Con frecuencia las instituciones bancarias suelen establecer muchos requisitos o condicionar la concesión de un crédito personal a cambio de que los clientes adquieran algunos de sus productos o servicios financieros que dicha institución ofrece, así como exigirles garantías como avales o incluso pedirles que contraten un seguro para protegerse en caso de presentarse un impago, este tipo de relaciones que la entidad crea con el cliente, se conocen como vinculaciones bancarias.

Con todo esto, en la actualidad es una tarea muy complicada el que los jóvenes logren acceder a un crédito o préstamo personal en una entidad financiera.

Esta situación no se presentaba en tiempos pasados, prácticamente todo el mundo podría tener acceso a un crédito, con interés en aquel entonces de alrededor del 5,5% y 7%, sin mencionar que los requisitos y documentación que se pedía no eran un problema parta otorgar el crédito, la figura de la vinculación no existía como tal.

Sin embargo, las cosas cambian y en la actualidad ya no es tan fácil conseguir un préstamo y menos para aquellos que recién empiezan en la actividad laboral, como lo son los jóvenes.

Préstamos para jóvenes complicados dados los numerosos requisitos

De hecho, por citar un ejemplo, una persona que acude a solicitar un préstamo a un plazo de 5 años para la adquisición de un coche, y que no sea cliente, ni tenga ningún tipo de historial crediticio con dicha institución financiera, tiene todas las posibilidades en su contra de poder ser candidato viable para esa institución por lo que al final de cuentas, el crédito se le terminara negando, no importando si su poder adquisitivo le permitiría solventar ese préstamo.

Es una constante en la gran mayoría de las instituciones bancarias el pedir como requisito indispensable el que, el cliente que solicita un préstamo, debe contar con un sueldo fijo mensual, lo que hoy en día representa un hándicap en contra de los jóvenes españoles, pues tan solo el 44% de los jóvenes entre las edades de 16 a 24 años, tienen un contrato laboral indefinido, por lo que acceder al crédito más complicado.

Si a todo esto se le agrega que se tienen que realizar distintos pagos como lo son el alquiler o el pago de un préstamo hipotecario, esto termina por ser una misión imposible.

Vamos a ver una oferta de créditos personales rápidos, fáciles de obtener debido a que el proceso de solicitud puede ser realizada por Internet, sin alejarnos de la comodidad del hogar, asimismo, no se requiere de la realización de trámites largos.

préstamos para jovenes

Este es el caso del Crédito Familia y Salud de Cetelem

La financiera se especializa en la comercialización de esta clase de alternativas de financiación, brinda una amplia gama de ofertas que se ajustan a cada necesidad.

Este crédito puede ser solicitado para cubrir gastos urgentes o bien, para hacer realidad un proyecto pendiente.

Permite disponer de un importe de dinero máximo que alcanza los 100.000 euros
.
Además, el titular contará con un periodo de tiempo de hasta un máximo de 60 meses para devolver el dinero.

Corresponde tener presente que esta propuesta ha sido desarrollada con una finalidad amplia, en este sentido, se caracteriza por ser una propuesta para las familias, quienes podrán disponer de un capital para atender los gastos derivados de bodas, bautismos, comuniones, tratamientos médicos o seguro de salud, entre otras finalidades.

Se caracteriza además por la flexibilidad, debido a que es posible elegir el plazo de amortización, de manera de elegir de manera indirecta, la cuota que mejor se ajuste a cada situación económica.

Respecto a los requisitos, la firma exige que el titular justifique sus ingresos, debe ser mayor de edad y residente en territorio español.

Asimismo, se requiere justificante del proyecto, es decir, la factura proforma, o presupuesto.

Por último, existe la posibilidad de contratar un seguro de protección de pagos, un producto que cubre todos los imprevistos tales como fallecimiento,  invalidez absoluta y permanente, o incapacidad temporal.

 

Deja un comentario